diccionario de filosofía

 

 

Josefa Valcárcel nació en Arroyomolinos de León en 1949. En 1960 emigró a Catalunya y desde entonces reside en Santa Coloma de Gramanet. Tras casarse a los veinticuatro años, se dedicó exclusivamente a las tareas del hogar y a criar a sus dos hijos, Jose y Antonio, hasta que en 1980 empezó a trabajar en el servicio de limpieza de la facultad de filosofía de la Universidad de Barcelona.

El contacto con los estudiantes, los libros y la vida académica en general favorecieron su creciente interés por la filosofía, en especial la del segundo romanticismo alemán. En 1991 publicó su primer artículo filosófico en la revista Anthropos, titulado "De Sartre: lo que es la vida". Su interés primordial ha sido desde siempre extender la filosofía más allá del ámbito de la academia, sin caer por ello en el proselitismo.

Asesora filosófica de Esponjiforme Entertainment desde 2003, recibió por parte de dicha organización el encargo de elaborar un diccionario filosófico de carácter divulgativo para amas de casa y gente de la tercera edad. Tras dos años de intenso trabajo y, en sus propias palabras, "aprovechando las tardes tontas", Josefa Valcárcel redactó un listado de más de setenta entradas para el diccionario, que Esponjiforme Entertainment se complace en presentarles.

 

1.     Adorno: es bonito pero está de barde.

2.     Alienar: añadir aceite, vinagre y sal a la ensalada hasta que el sabor de la lechuga no se reconozca.

3.     Antinomia: es lo que quiere el Maragall, pero no se la van a dar.

4.     Apología: esto sí que no se lo recomiendo a nadie. Se coge por las malas posturas.

5.     Areté: pues todo depende de la cantidad de hermanos que tengas. Yo areté una finca en Castelldefels.

 

6.     Aristóteles: él descubrió el punto medio, que es ni cruda ni muy hecha. También está el punto de lo sesual, que los que no lo encuentran dicen que no existe (ateos).

 

7.     Ataraxia: es ese estado en el que te encuentras después de una comilona, viendo la peli de Antena Tres. Muchos pasan de la ataraxia a la siesta.

 

8.     Atributo: en lógica, algo que se afirma o niega del sujeto. Mi marío lo tiene lógicamente menguao.

 

9.     Avicena: cereal con mucha fibra.

 

 

10. Benjamin: es que el de litro, con tanto gas, a ver quién se lo termina.

11. Bibliografía: eso sí que da mucha rabia. Es la manía que tiene la gente de dibujar cosas en los libros.

12. Bruno: le llaman así por cómo quedó después de que unos curas se enfadaran y le quemaran en una plaza.

 

 

13. Categoría: es lo que tiene er Bulli comparao con, por ejemplo, el Casa Pepe.

14. Confucionismo: confundir a unos chinos con otros.

15. Comunismo: se celebra una vez al mes y todo el mundo quiere poner el ascensor, pero nadie dice de pagarlo.

16. Conservadurismo: afición a los berberechos, almejas, espárragos blancos y similares.

17. Corolarios: borrachos de ginebra que cantan.

 

18. Criticismo: poner a parir.

19. Deducción: cuando entras en la habitación de tu hijo, ves que en la papelera hay tó de klínex y piensas que ya se está haciendo un hombre. Esto es una deducción.

 

20. Descartes: lo que encuentras en las rebajas si no te das prisa.

 

21. Desconstrucción: pues a esto se dedica el marido de la Angelines. Con una bola de esas grandes tira edificios viejos.

 

22. Diatriba: yo tengo dos diatribas en el ojo derecho y cuatro en el izquierdo. Ahora dicen que te lo operan con un láser, pero a mí me da mucha cosa.

 

23. Discriminación positiva: la excusa que da mi marido para quitarme el mando de la tele. “Tú lo has tenido todo el día”, me dice.

 

24. Dualismo: es ese botón de la tele para ver el Shin Chan en japonés.

 

25. Dualista: esos son peores que los monistas. Son los que te la pegan con tu hermana, o con una vecina.

 

 

26. Epicteto: filósofo que se añade al sustantivo para adjudicarle alguna propiedad.

 

27. Estoicismo: esa gente que no calla, como mi hermana, y se pasan tol día que si esto, que si esto otro.

 

28. Eugenesia: eso se ha dado en la familia de mi prima, que se llama Eugenia como su madre y como su abuela.

29. Fiabilismo: en las tiendas a las que vas mucho, compras y te lo apuntan.

 

30. Fichte: "fíjate" en catalán.

 

31. Fideísmo: preferir más pasta que caldo en la sopa.

 

32. Finito: antes de comer, mi marido siempre me dice “Josefa, ponme un finito”. El que más le gusta es el de la marca “Tío Pepe”.

 

33. Foucault: filósofo francés que habló de lo mal que se vive en los manicomios. Era homosersual y murió atropellado por la furgoneta del pan.

 

34. Fundamentalismo: esa manía de cubrir los sofales con fundas que se ensucian igual y que hay que estar limpiando cada dos por tres.

35. Gadamer: dice que un texto siempre se puede interpretar y eso. Y es verdá, porque cuando le doy a mi marío la lista de la compra para que me vaya a hacer los recaos, me vuelve siempre con cosas raras y dice "es que aquí ponía esto, lo otro". Y ponía lo que ponía, claro, pero él lee lo que le da la gana.

36. Hawking: es como el Robocop, pero en vez de guapo y fuerte, es listo. Habla despacio, y digo yo que eso a los extranjeros les debe ir bien, pero a la gente de allí les debe cansar.

 

37. Heráclito: era un ecologista de esos. Decía que no te bañas dos veces en el mismo río. Y es cierto, porque yo de pequeña me había bañado en el Llobregá, pero ahora a ver quién es el guapo que mete la pata allí. Y eso que con la endepuradora dicen que está mejor. Pero vamos, yo ni loca. Y en Grecia pues lo mismo, se ve.

 

38. Hermenéutica: infección producida por unos hérmenes.

39. Idealismo: es lo que hace mi marío cuando invita a toda la familia en casa pa los reyes. Y yo le digo que todos no cabemos en aquella mesa.

40. Kant: Pura siempre lo critica, pero tiene razón.

 

41. Kierkegaard: son esas chocolatinas blancas de Neslé para los niños.

 

 

42. Libre albedrío: problemática tratada por San Agustín, y vigente hoy en día cuando se deja a los niños solos en casa un fin de semana.

 

 

43. Maquiavelo: dice que el fin justifica los medios siempre y cuando sea pa comerte una galleta de esas rellenas de chocolate.

 

44. Marx: esas chocolatinas con caramelo dentro, tan empalagosas, que te dejan así como alienao.

45. Mecanicismo: un profesión como otra cualquiera.

46. Mito de la taverna: cuento sobre un borracho que se cura y los demás tontos le matan.

 

47. Monismo: esos hombres que tienen tanto pelo en la espalda, que por suerte mi marío no es de esos.

 

48. Moral: lo que hay que tener para salir los domingos en bicicleta, que es lo que hacía mi marío antes de lo de la columna.

49. Naturalismo: esos que van en pelotas como los animales.

50. Newton: inventó la gravedad con una manzana.

51. Nietzsche: era un enfán terrible, siempre metiéndose con los curas y armando lío. Se hizo amigo de Warner, que no es el de los dibujos animaos, sino el que compuso las melodías esas para el móvil. Al final se pelearon.

 

52. Nomos: enanos de piedra que decoran jardines.

53. Omnicomprensivo: de esos que se creen todas las historias de extraterrestres.

54. Pedofilia: es eso de que nos gustan nuestros pedos pero los de los demás no los soportamos.

 

55. Peripatéticos: reunión de tontos del pueblo.

 

56. Physis: “fíjese” en catalán.

 

57. Pitágoras: que parece el nombre de un señor de los anillos de esos, pero no. Dice que el número es lo que importa.  Y es verdá. Porque si vas a una tienda de esas con mucha gente esperando, y no lo tienes, vas lista.

 

58. Platón: era desos. Que yo no es que tenga ná en contra, pero claro, si te sale un hijo así, una se lleva un disgusto.

 

59. Plotino: filósofo muy perjudicial a causa de sus radiaciones. O mi vecina, que es rubia plotino.

 

60. Popper: que no es el del detergente, ni el Harry. Dice que de la ciencia no te puedes fiar. Y es verdad: antes el pescado azul era malo, y ahora resulta que es la monda. Pues yo no compro, y cuando se aclaren que me avisen.

 

61. Positivismo: estar siempre contento. Si te toca la lotería serás positivista lógico.

 

62. Presocráticos: son esos que, una vez en el trullo, se hacen los amos.

63. Racionalismo: lo que hay que hacer cuando todos tienen hambre y hay poca cosa en la nevera.

 

64. Realismo: es ver toda la boda de la infanta y grabarla en vídeo.

 

65. Reduccionismo: pues del mismo modo que las hay que se operan las tetas a lo grande, las hay también que se operan para lo contrario.

66. San Agustín: era un buen muchacho. El pobre robó peras de un huerto y, hasta que no lo confesó, estaba en una secta de lo malamente que se sentía.

 

67. Sartre: filósofo que hizo del vómito una cosa progresista.

 

68. Silogismo: procedimiento gracias al cual alguien puede entrarte en la casa sin hacer ruido mientras te echas la siesta y limpiarte el piso.

 

69. Sofrosine: a la hora de hacer un rustido, primero se sofrosine la cebolla un rato hasta que se pone doradita.

 

70. Suposición: ponerse un supositorio para ir de vientre (defecación). Lo que opina el otro.

71. Tales de Mileto: ese hombre sabía de verdá. Todo es agua: porque hay que ver, en el mes de Agosto, que yo no tengo aire incondicional de ese, cuando vengo del mercao, la sed que tengo, que ni Kas limón ni Don Simón ni ná, yo necesito mi vaso agua.

 

72. Tomismo: cuando vas a la charcutería y no sabes qué coger, y tu hermana te dice "pues coge tomismo".

73. Transformismo: estas especies animales en las que al macho le sale pluma.

74. Trinidad, La: problemática de la teología medieval en la que vivía mi hermana porque los pisos eran baratos.

 

75. Voltaire: en catalán, uno que siempre pasea.

 

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com