Lección de antropología 3



Soy el hombre del sacacorchos gigante, y he sido invitado a este weblog para hablarles un poco de antropología, que es lo que a mí me gusta.

Allan McCollum es uno de los antropólogos más relevantes de nuestro tiempo. En 1978 viajó a Arlington, Texas, y al llegar a esta preciosa localidad se dio cuenta de que las gentes que allí vivían estaban totalmente atemorizadas, tanto que apenas se atrevían a salir a la calle. McCollum interrogó a una mujer del pueblo para que le dijera qué demonios estaba ocurriendo allí. Ella se lo explicó todo con pelos (en el bigote) y señales:



Forastero, le recomiendo que se marche usted de aquí cuanto antes. Unas extrañas figuras están colonizando el desierto, cada vez hay más y nadie sabe de dónde provienen. Todos sospechan que tienen un origen extraterrestre. Desde que aparecieron, los hombres del pueblo padecen impotencia. Y encima las figuras tienen forma de… en fin… tienen forma como de… bueno, le digo que es mejor que se vaya usted de aquí.

¿De qué tenían forma estas extrañas figuras que tanto atemorizaban a los arlingtonienses, o como demonios se llamen? Juzguen ustedes mismos:



No me sean recatados. No me vengan diciendo que parecen cabecitas de mosca, o micrófonos, o heladitos de fresa.



¡Miren! ¡Miren qué pedazo polla apareció un buen día, de buenas a primeras, en el pacífico pueblo de Arlington! Esto es un cipote como la copa de un pino hombre, y eso mismo pensó McCollum cuando lo vio por primera vez. Siguiendo sus investigaciones, descubrió incluso la presencia de atributos femeninos. Ya saben, “pepitillas” les llaman algunos:



Los estudios realizados hasta el momento revelan que las figuras están hechas enteramente de arena del desierto y que tienen una resistencia asombrosa.



Aunque nadie ha podido determinar aún de dónde provienen los genitales del desierto, el pueblo de Arlington ha aprendido a convivir con ellos, y el Sheriff-Intelectual Steve Benedict se encarga de eliminar cualquier superstición, convenciendo a la población de que todo tiene una explicación racional.

Esperamos que así sea, amigos.

Gracias por su atención y hasta la próxima.

 

posteado por El rei Nikochan el 13 de Enero de 2005