El minimalismo

[A Carlos Pazos, que nunca quiso ser nada]

 

Donald Petipoint fue el inventor del minimalismo, una de las propuestas éticas y estéticas más influyentes del siglo veinte. Los diarios personales de su madre, Catalina-Princeps, muestran que, ya desde pequeño, Petipoint tuvo tendencias claramente afines a este movimiento artístico:

 

“Se levanta a las doce de la mañana, le doy los buenos días y me contesta con un rugido. Desayuna un vaso de agua con azúcar y se sienta en su sofá esperando a que llegue la noche. Le digo que me ayude con las cosas de la casa y ni siquiera reacciona. Yo le regaño, su padre le grita, pero no sirve de nada. Ni se molesta en cultivar sus amistades. Es la ley del mínimo esfuerzo”

 

Petipoint conversando con sus padres

 

En un ciclo de conferencias realizado en su propio domicilio, Petipoint declaró que él nunca se propuso ser artista ni aportar nada a la sociedad. Él no quería ser nada. Inventó el minimalismo por casualidad.

 

El artista dando una conferencia en su casa

 

Catalina-Princeps fue el testimonio directo de la creación de la primera obra propiamente minimalista por parte de su hijo:


“Él bebía siempre Coca-Cola de botella con una paja muy larga que le ahorraba tener que agacharse a por el vaso. Yo le colocaba una servilleta debajo de la botella para que no me ensuciara la mesa. Él se fijó en el círculo que dejaba grabado el culo de la botella en la servilleta. Me dijo que aquello le parecía estéticamente bonito. Así que yo se lo enseñé a un primo que era catedrático en Dresden. Lo vieron unos especialistas, les gustó el estilo y lo aplicaron a la pintura, a la arquitectura y al diseño”

Petipoint pronto se hizo un hueco en el mundo de las Bellas Artes. Los intelectuales le veneraban, admiraban su economía verbal. Su mirada distante les parecía profunda e intensa. Después de los culos de botella impresos en servilletas de papel, Petipoint realizó una serie de esculturas denominada “Presión I, II y III”. Se trataba de cojines de sofá sobre los cuales Petipoint se había sentado durante años, hasta estampar en ellos la forma de su trasero, claramente reconocible. “Es como lo que hace Duchamp, pero sin tanta mandanga”, afirmó su padre, que le hacía de representante.

Muchos artistas célebres siguieron el ejemplo de Petipoint: Ellsworth Kelly, Frank Stella, Donald Judd, Jules Olitski o Kenneth Notan. Sin embargo, ninguno de ellos consiguió aunar con tanta maestría la estética con la propia vida. Petipoint practicó hasta su muerte el minimalismo vital, y el nihilismo del movimiento hippie o lo de Ramón Sampedro son en realidad burdas imitaciones que acabarán pasando de moda. El verdadero minimalismo, sin embargo, estará presente en nuestra vida cotidiana a través de objetos como estos:

 

El Minipimer

 

El Minibabybel

 

La Minifalda

 

El Ministerio del Interior

 

posteado por El rei Nikochan el 20 de Junio de 2005