Joseph Tharon

En 1953, el físico alemán Joseph Tharon decidió raparse al cero. Sus compañeros de Cambridge le preguntaron sorprendidos por qué había renunciado a su preciosa cabellera. Tharon les respondió con una sentencia que pasó a la historia:

 

"Si el cabello fuera realmente importante, estaría dentro del cráneo y no fuera".

 

posteado por El rei Nikochan el 16 de Septiembre de 2005